De esas que quedan dando vueltas en busca de información más precisa. Habilitamos esta página como una guía de consulta que, semana a semana, irá creciendo. Ojalá te ayude con tus dudas. 

Todas las dudas de contenido las resolvemos en Agencia Azotea.
Preguntas Frecuentes para Agencia AZOTEA

Para lograr reconocimiento, buena reputación, posicionamiento en buscadores, atracción/retención de clientes y, sin duda, más ventas. Los consumidores demuestran lealtad por un puñado de marcas y están dispuestos a gastar más en ellas, porque se comunican constantemente. Por esta razón, las empresas B2C y B2B que invierten en contenido destinan más del 56% de su presupuesto en crearlo. Es prioridad y les da resultados.

Se cobra según el tipo de servicio. Puede interesarte un proyecto específico (por ejemplo, armar un manual de estilo o los mensajes de una landing), con entregables en X tiempo y valorizados en $. Lo mismo pasa con las consultorías, mentorías o talleres de comunicación: tienen un costo particular y personalizado.
Distinto es el caso de necesidades permanentes de contenido como la creación de fichas de ecommerce o la redacción de ebooks, por decir algo. Allí se estima el volumen y las horas de trabajo como un fee mensual.
Siempre hay flexibilidad para evaluar cada requerimiento y un equipo disponible con diseñadores, periodistas, escritores, editores y psicólogas.

Depende. Si no tienes una identidad bien definida y un propósito de marca claro, comienza por su construcción. El branding es como una malla de seguridad para un acróbata: te puede salvar la vida. O el negocio.
Si tu proyecto está más avanzado y te sabes de memoria tus objetivos, apuesta por el marketing de contenido para fidelizar a tus clientes o realiza mejoras de usabilidad para impactar en la conversión y en la experiencia de tus clientes.
Revisa primero cómo estás actualmente, descargando una autoevaluación de contenido aquí y luego mira cómo te podemos ayudar.

Es una técnica para crear y distribuir contenido relevante y valioso para un público bien definido. Piensa en contenido orgánico, propio y original de tu marca. Algo muy distinto a las redes sociales, porque eso NO es Content Marketing o Marketing de contenido. Además, tiene un propósito muy claro: atraer, adquirir y retener clientes.
Beneficios.
  • Requiere menos presupuesto inicial, genera más utilidades a largo plazo y no demanda una inversión constante.
  • No es intrusivo, pensando en que más de 600 millones de dispositivos usan algún software para bloquear anuncios.
  • Cuesta un 62% menos que el marketing promocional y genera tres veces más potenciales clientes.
  • Registra tasas de conversión seis veces más altas que el marketing tradicional.
  • Un ejemplo: las pequeñas empresas con blogs obtienen un 126% más de crecimiento en clientes que aquellas sin blogs.

 

(Fuente: Content Marketing Institute, 2019)

¡Claro que sí! Son dos términos que se vienen escuchando hasta el cansancio en los últimos meses y que se multiplicarán el 2020. Por eso es necesario que entiendas de qué tratan y cuál es su aporte.
El Growth Hacking es una actividad, metodología e incluso perfil profesional que implementa técnicas inteligentes en los negocios para obtener un crecimiento radical. Es decir, lograr más con menos recursos. Esta burbujeante mezcla de analítica, creatividad y marketing, utiliza un funnel llamado AARR por sus siglas en inglés: acquisition, activation, retention, revenue y referral, etapas por donde avanzan los prospectos hasta generar un círculo virtuoso. También se puede ver como un loop infinito, pero esa es otra historia.
El Growth Content, en tanto, es uno de los pilares de este proceso. La moneda de cambio para establecer conexiones duraderas con las personas, para destacar por sobre el resto y para empujar las ventas con información relevante. Nos gusta verlo como un elemento de tracción dentro de las empresas, como las turbinas de una nave espacial: potentes, luminosas y decisivas para tener éxito.
¿Fue muy corta la explicación? Hay más en un columna que escribimos, mírala aquí.

Botones de distinto color para la misma acción, títulos poco descriptivos para concretar una compra o menús que no respetan el estándar de lectura de izquierda a derecha son una pequeña muestra de los problemas de usabilidad. A tus ojos, el sitio web de tu empresa funciona como un Mercedes-Benz, pero en manos de tus clientes no te llevará más lejos que un Nissan. Sin ofender.
Por eso existen reportes de errores, evaluaciones de especialistas y test con usuarios reales que, definitivamente, te ayudarán a progresar. Al final, la experiencia de usuario (o UX) no es más que el resultado, es decir, cómo se percibe un producto o servicio.
Si seduces a ese nuevo cliente, si te recomienda con sus amigos, dependerá en gran parte del trabajo inicial en usabilidad.
Para que tengas una idea, revisa un artículo (no un estudio) donde hablamos de los problemas de usabilidad en los ecommerce de vinos. Es aplicable a muchas industrias, mira aquí.

No hay duda que el lenguaje ayudará a tus usuarios/clientes a cumplir sus objetivos, entonces implementar una visión content first no es una frase para el bronce. Todavía tienes que revisar qué nivel de madurez tiene tu contenido: reactivo, táctico, integrado, gestionado o estratégico. Muchos intentan pasar del nivel 1 o 2 directo al 5, y eso es un error.
Un Content Strategist te dará la dirección para tomar buenas decisiones de contenido, estudiará cada variable y establecerá KPIs. Mientras tanto, el UX Writer, trabajando en conjunto con diseñadores o desarrolladores, creará mensajes que sean claros, útiles y consistentes para las personas.
Ambos roles, en distintas etapas del ciclo de vida del contenido, le darán un impulso a tus metas de negocio, influyendo en la tasa de clicks, aumento de las conversiones y nivel de satisfacción.

En principio, no. Y tenemos una poderosa razón: las redes sociales son un punto crítico entre una empresa y su audiencia; para nosotros, esa conversación no debiera ser externalizada. Cualquiera que asome la nariz allí se convierte en un extraño que distrae, molesta y llega fuera de tiempo. La comunicación directa con un cliente es un activo del negocio, una fuente gigante de insight y feedback, no un servicio puertas afuera.
Lo que sí hacemos es asesorar, investigar y crear una estrategia robusta para Instagram, Facebook o LinkedIn.
Nos interesa mucho esta última red social, que permite una fluida comunicación B2B y B2C; de hecho, nosotros la ocupamos un montón y la mantenemos muy actualizada. Mira con atención aquí.

Las respuestas siempre son pocas y es probable que falte una para ti